APOCALIPSIS 12, I Parte: “La Mujer y el Dragón”

revelation_churches2 El libro de Apocalipsis o Revelación de Jesucristo, es uno de los libros de la Biblia más complicados de entender. La confusión (recuerden a Babilonia, que significa confusión) que se presenta al interpretar este libro que narra las visiones del apóstol Juan, se produce por el débil conocimiento que tenemos de CristoJesús y de Dios Padre.

Algunos hermanos dispensacionalistas, que incluso comparten doctrinas fundamentales como es la doctrina reformada, han pasado por alto un hecho que salta a la vista en cuánto abrimos este libro; su título: La Revelación de Jesucristo, en griego Apocalipsis.

Veamos Apocalipsis 1:1

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dió, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”.

La frase “para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto”, la han utilizado para confirmar que se trata de un libro profético de eventos futuristas.

Es claro que Jesús anunció a sus discípulos lo que ocurriría en el final de los tiempos, pero ese hecho no nos permite decir que los evangelios son libros escatológicos, sin embargo, contienen una porción de eventos futuros. Lo mismo sucede con el libro de Apocalipsis.

Por otra parte ponen atención en “las cosas que deben suceder pronto” y no en la frase “la revelación de Jesucristo”.

Recordemos que Jesús cuando ascendió al cielo, llevaba un cuerpo glorificado. Por esta razón, tanto el apóstol Pablo como Juan, tuvieron visiones glorificadas del Señor, y ya no les estaba hablando cosas terrenales en parábolas que no pudiesen entender, sino que ahora les estaba mostrando asuntos celestiales, ya que ellos mismos ahora eran ciudadanos del cielo.

Cuando Nicodemo fue a visitar a Jesús de noche, reconoció que Jesús venia de Dios por las señales, ya que los Judíos siempre han pedido señales, como mas tarde reconocería el apóstol Pablo.

Pero Jesús da un giro a la conversación, y el maestro de la Ley, Nicodemo, no entendió ni una sola palabra. A esto Jesús respondió que si no entendían los asuntos terrenales, menos iban a entender los asuntos celestiales.

Así mismo nos pasa a nosotros, podemos ser versados en las Escrituras, pero para entender las cosas celestiales, hace falta algo más, hace falta ser ciudadano del cielo.

Ya que he enmarcado mi defensa acerca del pasaje en cuestión, paso a señalar lo que dice el libro del profeta Miqueas (sí, existe en la Biblia ese libro). En el capítulo 5 leemos:

5:2 Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.
5:3 Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz; y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel.
5:4 Y él estará, y apacentará con poder de Jehová, con grandeza del nombre de Jehová su Dios; y morarán seguros, porque ahora será engrandecido hasta los fines de la tierra.
5:5 Y éste será nuestra paz. Cuando el asirio viniere a nuestra tierra, y cuando hollare nuestros palacios, entonces levantaremos contra él siete pastores, y ocho hombres principales;
5:6 y devastarán la tierra de Asiria a espada, y con sus espadas la tierra de Nimrod; y nos librará del asirio, cuando viniere contra nuestra tierra y hollare nuestros confines.
5:7 El remanente de Jacob será en medio de muchos pueblos como el rocío de Jehová, como las lluvias sobre la hierba, las cuales no esperan a varón, ni aguardan a hijos de hombres.
5:8 Asimismo el remanente de Jacob será entre las naciones, en medio de muchos pueblos, como el león entre las bestias de la selva, como el cachorro del león entre las manadas de las ovejas, el cual si pasare, y hollare, y arrebatare, no hay quien escape.
5:9 Tu mano se alzará sobre tus enemigos, y todos tus adversarios serán destruidos.
5:10 Acontecerá en aquel día, dice Jehová, que haré matar tus caballos de en medio de ti, y haré destruir tus carros.
5:11 Haré también destruir las ciudades de tu tierra, y arruinaré todas tus fortalezas.
5:12 Asimismo destruiré de tu mano las hechicerías, y no se hallarán en ti agoreros.
5:13 Y haré destruir tus esculturas y tus imágenes de en medio de ti, y nunca más te inclinarás a la obra de tus manos.
5:14 Arrancaré tus imágenes de Asera de en medio de ti, y destruiré tus ciudades;
5:15 y con ira y con furor haré venganza en las naciones que no obedecieron.

Por favor, fijense en el versículo 2, no es semejante a los dicho en apocalipsis 13:8 “El cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”. ¿No es acaso la representación de los asuntos en el tabernáculo dado a Moisés, una muestra de lo que verdaderamente acontecía en el cielo?

En el versículo 3 dice que el Señor los dejará hasta que que la que va a dar a luz, dé a luz. Jesús les dijo a sus discípulos que el se iba a ir, pero no los iba a dejar huérfanos, volvería y podria estar no tan sólo con ellos sino con todo Su Pueblo (“y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel”).

Del versículo 7 al 14, el Señor describe lo que hará con nosotros, Su Pueblo; nos llevará a la cruz y nos quitará todas nuestras idolatrías, nos hará entender que la Salvación no es posible por nuestras propias fuerzas.

Este el reino de Dios, que rige con vara de hierro. Nos vengará de nuestros enemigos, que son los enemigos de Jehová y lo hará con ira y furor.

Si volvemos a Apocalipsis 12, podremos comprender un poco mejor quién es esta misteriosa mujer que da a luz; es la Palabra de Dios que abre los ojos a los ciegos, aquella mujer que engendró a 3000 personas en la primera predicación del evangelio, cuandio hubo una señal visible de la Palabra de Dios, a saber, las lenguas de fuego que descendieron para proveer de poder a los primeros evangelistas y fundadores de la doctrina cristiana.

La Iglesia, es la depositaria de esta Palabra o Verbo Divino, la Palabra de Dios, quién creó un Pueblo para alabanza de Su Gloria. Leamos el Capítulo 12:

1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.
2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.
3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;
4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.
5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.
6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.
7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.
9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.
12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.
13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.
14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.
15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río.
16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.
17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

En Miqueas 5: 5-9, aparece la constante lucha que tendremos (y que tenemos) con este dragón que hace la guerra a los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Conclusión:

Para los hipercalvinistas el asunto de la predicación no tiene mucho sentido, pero para nosotros tiene una importancia fundamental, es la manera en la que Dios dispuso para engendrar a sus escogidos.

Confiemos en la providencia y cuidados de Dios para con nosotros ya que el Dragón ha descendido con furia, pero de ninguna manera prevalecerá porque la promesa de Dios descrita en el profeta Miqueas es clara: “Tu mano se alzará sobre tus enemigos, y todos tus adversarios serán destruidos”.

En futuras  entradas  revisaremos otros detalles de este capítulo.


About these ads

18 comentarios to “APOCALIPSIS 12, I Parte: “La Mujer y el Dragón””

  1. Magnifico pero seria bueno que nos pusieramos de acuerdo en esto,ya que esto nos conduciria a una buen interpretacion biblica para seguir enfocandonos a donde tenemos que ir,De todas manera de lo que si no podemos pasar por alto es que estos acontecimientos estan por culminar pronto…Alistemonos para pronto recibir al Seños en su venida.Me gustaria que me llamaran aca en colombia al 3114329308 porque yo amo al libro apocalipsis

    • Hola Adolfo!
      Compartimos el deseo de conocer y entender Apocalipsis. Que el Señor nos ilumine y nos permita estar preparados para Su regreso!
      En Cristo,
      EUDV

  2. Me parece muy interesante los comentarios, pero que sucedera luego de los 1260 dias?????????

    DISCULPEN MI IGNORANCIA, PERO QUIERO SABER

  3. Paz del Señor
    Me parecen muy interesantes estos temas ,,aunque creo que deberíamos conocer mejor los tiempos, conocemos mucho y nos parece nadar en aguas profundas ,y nos despertamos intentando nadar como niños en la orilla.En este capitulo tan revelador hay sucesos que ya han ocurrido y otros que estan por suceder. El Señor Jesucristo no nace de la IGLESIA ,sino que esta nace de EL . Y si no podemos distinguir entre la Mujer que persigue el dragón ,y los otros que guardan la Palabra y tienen el Testimonio de JESUCRISTO,,, Entonces detengámonos y oremos al que puede revelarnos tan grandes cosas.

    Gregorio Dragos

    • Hola Hno Gregorio:
      La Mujer es a mi juicio una representación del nacimiento de Cristo encarnado, no del Cristo Eterno. Este Cristo encarnado es un misterio, la encarnación misma es un misterio, y la Iglesia nace del Cristo encarnado quien es sacrificado por nuestros pecados.
      Digamos que la mujer es el misterio de la Encarnación.

      Por supuesto que a medida que conocemos mas y mas anuestro Dios, podemos ir nadando en aguas mas profundas respecto de la Revelación de Jesucristo.
      En Cristo, Gracia y Paz

      Viviana.

  4. Apocalipsis 12:1-2y Ap. 12:3-5
    Identificación de los protagonistas:
    La Mujer.- representa al pueblo de Israel. Comparemos con el sueño de José, el que fuera vendido por sus hermanos a Egipto. Las doce estrellas simbolizan las 12 tribus de los hijos de Jacob. Leamos atentamente el pasaje: Genesis 37:9.
    El Sol.- representa al Patriarca Jacob, quien después fue llamado: Israel. En tanto la Luna simboliza a la matriarca de la nación del pueblo hebreo: Raquel, quien fuera la madre de José.
    Muchos teólogos católicos, se inventaron la absurda doctrina que la mujer que aparece en éste pasaje de las Escerituras, sería la virgen María. Como vimos ya, eso queda descartado.
    El Hijo.- es el Mesías Yeshúa y se confirma lo que se dice, pues cuando el Mesías nació, Herodes inspirado por Satanás intentó matarlo.
    Mateto 2:13-18
    El Mesías fue protegido por Su Padre, Nuestro Dios para que gobierne a Israel y a las naciones: Lea Sal. 2:7-9.
    El Dragón.- es obvio que se trata de Satanás. El mentiroso y acusador. Leamos Ap. 12;9
    El diablo.-Tras el arrebatamiento de la Iglesía(judíos que han aceptado a Jesús como el Mesías y los cristianos)y en represalia por ello, provocará una guerra atroz en el cielo: Ap. 12:7-9 y luego Daniel 12:1.
    El mismo Juan.- describe que el diablo en su rebelión seducirá a la tercera parte de los ángeles: Ap. 12:4.
    Pero será derrotado y echado del cielo para que atormente a la humanidad en la tierra. Ap. 12:10-11; y Daniel 8:10.
    Persecución feroz contra la nación de Israel.- lo que narra este en sí, es la Grfan Tribulación, es decir los tres años y medio últimos de la semana setenta de Daniel, en las que el puieblo judío, soportará una cruel masacre a manos del anticristo. Leer Ap. 12:6,13-17.
    El agua.- Representa una corriente de odio contra los judío como nunca antes vista. Vea Daniel 11:22; y luego Isaías 29:1-5.
    Los dolores de Parto.- Son tiempos de mucha angustia para Israel, hasta que la nación de a luz su redención final. Mateo 24:8-13; y Marcos 13:17.
    No he podido trascribier las citas Bíblicas por falta de espacio; apelto a vuestro enterés de investigación para que las consulten y podrán saborear el hilo conductor. Que Dios los bendiga. Luis Alberto

  5. hola bueno he leido casi todo lo que han escrito…solo que no m queda claro algo que alguin dice por alli…el dice que la mujer es la iglesia..ok. pero si dice tambien que… Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo…si la mujer se refiere a la iglesia entonces la desencendia de la mujer o sea los que guardan los mandamientos…quienes son???…si somos la “iglesia”??? yo creo que no podemos hacer 2 cosas por lo tanto hay una contradiccion porque la mujer y los descendientes de la mujer son 2 personajes diferentes…y creo que en lo que estan escribiendo ustds mismos se contradicen.

    • Jossi: aconsejo que el libro de Apocalipsis no sea lea en forma literal porque es un libro lleno de simbolismos, y muchos simbolismos distintos quieren expresar una misma cosa.
      En Cristo,
      Viviana

  6. TENIA MUCHAS DUDAS REFERENTE A LA MUJER QUE HABLA EN APOCALIPSIS Y EN SEGUNDA DE JUAN TAMBIEN… NO POR MI SINO POR LAS PERSONAS QUE ASEGURAN QUE A MARIA TIENE PODER… BENDICIONES SE ESTA ACLARANDO MUCHO MI ENTENDIMIENTO.-

  7. Para comprender este punto de “mil dociento sesenta dias” hay que ir al libro donde aparece por primera vez esta cifra de tiempo importantisima en toda la estructura de profecias apocalipticas: Daniel.

    Quisiera comentar el capitulo 9:20 en adelante: en este capitulo Daniel conoce cuando el pueblo Judio, es decir, los descendientes de Abraham por carne, dejarian de ser pueblo de Dios exclusivo. Fijense como lo expresa la profecia:

    “Setenta semanas estan determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad…Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar Jerusalen hasta el Mesias Princepe, habra siete semanas y sesenta y dos semanas…y despues de las sesenta y dos semanas se quitara la vida al Mesias…y por otra semana confirmara el pacto con muchos; a la mitad de la semana hara cesar el sacrificio y la ofrenda…”

    Esta es la profecia de las setenta semanas, un periodo de tiempo expresado en semanas, y por ende, “dias”.

    Pero lo interesante es que aqui las semanas y dias no deben ser interpretados como dias literales; tengamos presente que tanto Daniel como Apocalipsis nos hablan simbolicamente.

    SETENTA SEMANAS=CUATROCIENTOS NOVENTA DIAS

    Dice el verso 25: “Sabe pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar Jerusalen…”

    Los historiadores fijan este acontecimiento (la salida de la orden para reconstruir Jerusalen) en el año 457 AC, cuando Artajerjes, rey persa, termino de dar la orden definitiva a los israelitas para reconstruir el templo de Jerusalen y la ciudad toda; esta orden esta en el cap 7:11 en adelante del libro de Esdras.

    La simple matematica nos lleva al cumplimiento de estos 490 dias a partir de la salida de esta orden de Artajerjes (457)hasta los años en que Cristo comienza su ministerio (año 27, DC; si bien Jesus tenia alrededor de 30 años cuando fue bautizado por Juan, hay que recordar que hubo un error en el calculo del calendario gregoriano, que fijo el nacimiento de Jesus unos tres o cuatro años despues de la fecha real) su muerte, y los años inmediatos a la ascension de Cristo, cuando los discipulos predicaron exclusivamente en Palestina, cumpliendose asi, con pasmosa exactitud, el periodo de tiempo profetizado para los judios en el libro de Daniel.

    Pero alguien dira, como cuadra esto de 490 dias en un periodo de tiempo de 490 años? pues es que si interpretamos literalmente lo simbolico, esto no tiene sentido, pero si interpretamos segun el lenguaje simbolico de la profecia biblica, todo esto aparece claro ante nuestros ojos.

    Ya en la antiguedad los judios interpretaban estas cifras profeticas no literalmente sino de manera simbolica tomando como referencia lo escrito en las escrituras: “Conforme al numero de los dias, de los cuarenta dias en que reconocisteis la tierra, llevareis vuestras iniquidades cuarenta años, UN AÑO POR CADA DIA…” “Yo te he dado los años de su maldad por el numero de sus dias…cuarenta dias; dia por año, dia por año te lo he dado” ( Num 14:33,34; Eze 4:5,6).

    Entonces, tomando como ejemplo la interpretacion de la profecia de las setenta semanas de Daniel 9, es evidente que estas cifras de tiempo de la profecia biblica de Daniel y de Apocalipsis no deben ser tomadas literalmente, sino simbolizando periodos de tiempo de “AÑOS”.

    Entoces volviendo a Apocalipsis 12, esto de 1260 dias, expresa un periodo de tiempo de 1260 años, 1260 años de persecusion contra la iglesia de Jesus por parte de Satanas mediante el poder politico-religioso representado por Daniel como un “cuerno pequeño”, y por Juan como “la bestia” del cap 13, o la mujer ramera del 17.

    continuare

  8. La corona de doce estrellas ha merecido diferentes interpretaciones; digamos aqui una de tantas: que el pueblo de Dios ha sido instituido y organizado legitimamente por Dios directamente, basandose en las doce tribus de Israel, o la institucion apostolica, en el antiguo pacto y en el nuevo, respectivamente.

    En el verso 5 continua la vision regresando a la mujer, simbolo de la iglesia; es evidente que este verso habla indiscutiblemente de Jesus.

    Pero en el verso 6 dice:

    “Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.”

    Un elemento esencial de este verso, y sustancialmente de todo este capitulo, es “la persecusion” que sufre el pueblo de Dios a lo largo de la historia despues de la ascension de Cristo.

    Pero lo que ha intrigado a todo lector del apocalipsis es esta referencia a periodos de tiempo como el del verso 6 “…mil dociemtos sesenta dias” que es lo mismo que “cuarenta y dos meses” del cap 13:5, y que tambien viene siendo el mismo periodo de tiempo expresado como “un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo”, pues esto quiere decir un año, y dos años y medio año (un año calendario judio estaba constituido por 36o dias, y un mes por 30; multiplicado 360 por 3 mas 180 dias, arroja la suma de (adivina): 1260 dias, lo que es lo mismo que 42 meses).

  9. Roberto:

    Personalmente no creo que la Iglesia e Israel sean dos pueblos por separado, no soy dispensacionalista.
    Cuando hago mención a la “Iglesia” me refiero a todo el cuerpo de Cristo, sean judios o gentiles.

    Bendiciones.

    • Vivianita, disculpame, derrepente te hice pensar que yo me referia a que tu pensabas tal cosa; de ninguna manera; es mas, en ningun momento haz dicho tal cosa “que los antiguos judios y los gentiles sean pueblos separados”, como para que yo tenga motivo para contestarte.

      Pero valio la pena la aclaracion, asi descubro que concordamos en nuestra manera de pensar en este punto.

  10. Hola Viviana

    “…una mujer vestida de sol…”

    La mujer, en el simbolismo profetico del antiguo testamento representa al pueblo de Dios, eso es indiscutible y unanimemente aceptado.

    Lo interesante en la biblia es que, cuando es usado este simbolo, nunca hace diferencia entre el pueblo de Israel y la iglesia cristiana; dice el verso 2 que “estando en cinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento”, es decir que estaba a punto de ser revelado el Mesias; en Miqueas 5 dice “Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz”, despues de hablar del nacimiento del Mesias en Belen; entonces ese alumbramiento del cap 12 de Apocalipsis no se refiere tanto al nacimiento en Belen, sino a la revelacion publica del Mesias.

    Pero eso de que la biblia no hace diferencia entre pueblo de Israel y la iglesia, como si solemos hacerlo tan facilmente los cristianos, suena raro; éro es que asi es; fijate el pasaje de Rom 11 donde Pablo habla simbolicamente de la separacion de las ramas del olivo, es decir los judios no creyentes, y la insercion de los gentiles creyentes en el olivo, simbolo del pueblo de Dios; el olivo sigue siendo el mismo, solo que se opera una poda, e insercion de nuevas ramas; o cuando Pablo habla en Efesios que los gentiles que antes no eran miembros de Israel, ahora han venido a ser ciudadanos, “de ambos pueblos hizo uno solo”.

    Esto claramente nos muestra que la iglesia de Cristo es la continuacion de Israel, al que se han sumado los gentiles creyentes junto al remanente que ha permanecido fiel a Dios ( Pedro, Juan, Santiago, Pablo, y demas).

    Jesus, el “sol de justicia” de Malaquias 4:2; nos da a entender que la iglesia de Cristo esta revestida de la justicia de Jesus, y no confia en ningun elemento salvifico fuera de Cristo.

    “…con la luna debajo de sus pies…”; su doctrina esta basada solo en la biblia; la luna es una lumbrera sin luz propia, es decir la luz que refleja proviene del sol; Jesus dijo de la palabra que “ella daba testimonio de El”, y esta lumbrera, la palabra de Jesus, es “una lampara a mis pies, y lumbrera a mi camino” para su iglesia.

    continuare.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 261 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: